viernes, 16 de enero de 2015


Semillas de Chía: un tesoro nutricional completo y equilibrado

Propiedades de las semillas de Chía
Esta pequeña semilla es un tesoro nutricional de los más completos y equilibrados que hay en el reino vegetal.
Las semillas de Chía (Salvia Hispánica) pertenece a la familia de las lamiáceas y es nativa de México, Perú y Guatemala. Junto con lassemillas de lino (Linum usitatissimum) son unas de las especies vegetales con más concentración de ácido graso alfa-linolénico Omega 3.
En comparación con otros alimentos, las semillas de Chía tienen:
  • Proteína: dos veces más que cualquier otra semilla
  • Calcio: cinco veces más que la leche entera
  • Potasio: dos veces más que el plátano
  • Antioxidantes: tres veces más que los arándanos
  • Hierro: tres veces más que las espinacas
  • Omega 3: siete veces más que el salmón
  • Aporta todos los aminoácidos esenciales
  • No contienen gluten por lo tanto son apto para celíacos

Propiedades y beneficios de las semillas de Chía

Este alimento refuerza el sistema inmunológico y por lo tanto tiene acción anticancerigéna. Puede contribuir a prevenir el cáncer de mama y de colon entre otros, así como a reducir el crecimiento de las células cancerígenas y la movilidad de las mismas.
El alto contenido en proteínas, vitaminas y minerales de estas semillas nos proporciona energía, aumenta la fuerza y nuestra resistencia y nos ayuda a ser constantes en nuestras actividades. Por lo tanto es ideal para los deportistas de cualquier género.
Su contenido en Omega 3 ayuda a reducir el colesterol “malo” y los triglicéridos, además la Chía puede mejorar el equilibrio emocional y prevenir el desarrollo de Alzheimer.
En la diabetes, ayuda a controlar el azúcar en sangre. Las semillas de Chía regulan los niveles de azúcar, retardando el proceso por el cual las enzimas digestivas descomponen los carbohidratos y las convierten en azúcar. Al equilibrar el azúcar en sangre, no sólo reducimos el riesgo de diabetes tipo 2, sinó que también garantizamos una energía constante durante todo el día. Si se añade Chía a las comidas, puede ayudar a evitar las variaciones del azúcar en sangre y regular por tanto la insulina.
Puede ayudar a perder peso, ya que la acción gelificante de las semillas mantienen la sensación de saciedad durante horas.
Regularidad intestinal: la fibra soluble y el gel de la semilla mantienen el colon hidratado y aseguran un movimiento fácil de los alimentos, lo cual ayuda a prevenir el estreñimiento.
Favorece la regeneración de los tejidos regulando la coagulación de la sangre.

Cómo tomar las semillas de Chía

Se pueden triturar las semillas y espolvorearlas sobre cualquier plato, ya sea ensalada, sopas, zumos y batidos, verduras, pan, etc. Pero la mejor manera es remojarlas durante 15 minutos, así crean un gel que ayuda a limpiar el tránsito intestinal, regulando el azúcar en sangre y reduciendo el colesterol.
Algo muy importante es que las semillas de Chía no tienen contraindicaciones médicas y pueden ser consumidas a cualquier edad. No tienen ni olor ni sabor, lo que las hace perfectas para mezclarlas con casi cualquier alimento.

Valor nutricional por cada 100 gramos:

  • Calorías: 480
  • Proteínas: 16 grs.
  • Carbohidratos: 42 grs.
  • Fibra: 34 grs.
  • Grasas: 30 grs.
  • Agua: 5’80 grs.
  • Vitamina A: 54 ugrs.
  • Vitamina B1: 0’620 mgrs.
  • Vitamina B2: 0’170 mgrs.
  • Vitamina B3: 8.830 mgrs.
  • Vitamina C: 1’6 mgrs.
  • Vitamina E: 0’50 mgrs.
  • Calcio: 631 mgrs.
  • Hierro: 7.72 mgrs.
  • Magnesio: 335 mgrs.
  • Fósforo: 860 mgrs.
  • Potasio: 407 mgrs.
  • Sodio: 16 mgrs.
  • Zinc: 4.58 mgrs.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada