lunes, 24 de junio de 2013

Suspensos y Estrés infantil


Superpadres24
NO ESPERES MÁS: DESCUBRE EL CURSO MÁS COMPLETO
PARA AYUDAR A TU HIJO A CRECER MEJOR.
¡Aquí los tienes! 
Mi hijo ha suspendido: ¿adiós vacaciones?
Muchas familias opinan que uno o más suspensos durante el trimestre o el curso escolar son motivo suficiente para dejar a los niños sin vacaciones. No obstante, esta decisión no afecta exclusivamente a tu hijo: también implica a toda la familia. ¿Vale la pena que una mala nota perjudique el bienestar de todos? ¿Es justo valorar negativamente el esfuerzo del menor por el resultado de una asignatura?
Estrés infantil: un problema recurrente
El estrés no es patrimonio exclusivo de los adultos: la proximidad de un examen, un exceso de tareas escolares o una visita al médico pueden provocar ansiedad en el niño. Algunos síntomas habituales son el dolor de cabeza o abdominal, e incluso, un cambio de carácter y hábitos. Además, tu hijo se enfrenta a una dificultad añadida: su falta de recursos para identificar y gestionar su nerviosismo.
No castigues a los tuyos
Los expertos creen que renunciar a las vacaciones en familia o acortarlas dista mucho de ser la mejor opción. De hecho, es difícil justificar esta decisión ante los hijos que sí han obtenido buenas notas. Por ello, recomiendan que todos tengan unos días de descanso. Esto servirá para que tu hijo coja fuerzas y desconecte, lo que le ayudará a retomar sus obligaciones con más energía y motivación.
Algunos trucos para combatirlo
Invítale a que te explique qué es lo que le inquieta. Escúchale y comparte con él los beneficios de afrontar aquellas situaciones que le preocupan. También le estarás ayudando si le animas a hacer deporte, disfrutar de su actividad preferida, tomar un baño caliente, llevar a cabo sesiones de relajación con música suave y, sobre todo, trabajar su autoestima, seguridad y autoconfianza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada